Skip to main content

Nuestra manera de trabajar

Creemos en el diseño web sostenible, lo que quiere decir que nuestros proyectos son fáciles de mantener y actualizar. También quiere decir que documentamos bien el código y intentamos cumplir con todos los estándares.

Código sostenible

Es importante que su página web o aplicación web esté hecha de tal manera que no sólo funcione ahora mismo, sino también cuando sea necesario cambiar o añadir algo más adelante. Incluso cuando en un futuro decida trabajar con otro proveedor.

Por eso vemos importante que el código sea fácil de leer y entender y sea lógico. Procuramos documentar el código y seguir las ‘buenas prácticas’ de Drupal. No tenemos secretos para nuestros clientes: en cuanto entregamos el proyecto, le facilitamos el acceso al código fuente. Eso, para nosotros, es la programación ‘sostenible’.

Control de versiones

El desarrollo de páginas web complejas no suele ser un proceso lineal, si no iterativo de definir, programar, probar y adaptar. Muchas veces un equipo de varias personas trabaja en el mismo proyecto. Es por esta razón que es importante mantener el control sobre lo que funciona y lo que no, lo que está hecho y lo que está por hacer.

Por eso trabajamos con diferentes entornos de desarrollo, de pruebas y de producción y usamos GIT para  controlar las diferentes versiones del software. Trabajando así podemos desarrollar varios elementos a la vez y controlar precisamente el progreso.

Diseño = código

Diseño y código son cosas que van de la mano. Diseñamos con las posibilidades técnicas en mente y programamos con ojo para el detalle gráfico. Es porque sabemos cómo construirlo que no nos dejamos seducir por caprichos gráficos que pueden resultar en problemas en la fase de la programación. Para nosotros, el diseño web tiene que ser sobre todo intuitivo y fácil de usar. Buscamos la creatividad en las cosas pequeñas: el uso de colores, ilustraciones y tipografías.

Scrum: ágil y sin malentendidos

Muchas veces nos encontramos con cosas que nos gustaría cambiar durante el desarrollo. Por eso preferimos trabajar con la metodología SCRUM, que nos permite ir cambiando y ajustando el proyecto a lo largo del tiempo. Con SCRUM se trabaja en periodos de tiempo limitado, los llamados sprints, durante los cuales el equipo colabora y se comunica constantemente con el cliente. Así es posible tener resultados en poco tiempo evitando sorpresas desagradables.

La metodología SCRUM es una metodología probada y funciona tanto para el diseño como para la programación. Las ventajas más importantes de SCRUM son: poder cambiar de opinión y de idea durante el proceso y conseguir resultados más acertados en menos tiempo.